El cáñamo es elogiado a menudo en la industria de la moda sostenible como una fibra muy sostenible y ecológica. Este tejido natural está apareciendo en las colecciones de verano de varias marcas de ropa ecológica. No es una sorpresa, ya que se trata de un material liviano y, por tanto, ideal para tops y camisas de verano. Por eso, en COSH! pensamos que ¡ya era hora de estudiar el impacto medioambiental del cáñamo!

¿Cuáles son los beneficios medioambientales del cáñamo?

En un artículo anterior te contamos más sobre la planta del cáñamo y la producción de cáñamo como textil. En este artículo, nos gustaría mostrarte las ventajas y desventajas medioambientales del cáñamo.

1. Pocas plagas/enfermedades, por lo que se necesitan menos pesticidas

El cáñamo es un cultivo con pocas enfermedades y plagas. Siempre que el cultivo emerja con rapidez y una alta densidad de plantas, las malas hierbas se suprimen rápidamente. En la siembra se debe prestar atención a que la semilla esté suficientemente cubierta para evitar que los pájaros la dañen.

2. Gases de efecto invernadero y almacenamiento de CO2 en el suelo

El cáñamo es un material negativo para CO2, almacena más CO2 del que emite. Su producción requiere pocos pesticidas y herbicidas y libera pocas toxinas en el suelo y en el ecosistema en general. También mejora la calidad del suelo. La desventaja es que la producción de cáñamo requiere más nitrógeno que la de algodón. Sí mejora la estructura del suelo (Snauwart y Ghekiere, 2011).

3.Se necesita poca agua y tierra

Según el índice Higg, una base de datos que calcula el impacto medioambiental de los materiales, se necesitan 4,23 litros de H2Oe para producir cáñamo y 57,1 litros de H2Oe para la misma cantidad de algodón. Sin embargo, se necesita casi la mitad de tierra para cultivar ese kilo de cáñamo porque las plantas crecen muy cercas unas de otras. Por hectárea, el cáñamo produce entre 1.200 y 2.000 kilos de fibra, mientras que el algodón produce entre 300 y 1.100 kilos.

4. Puede crecer en diferentes climas

El cáñamo puede crecer tanto en climas cálidos como fríos y, dado que también prospera en zonas secas, donde otros cultivos tienen dificultades para crecer, puede considerarse un cultivo alternativo robusto en el contexto del cambio climático.

5. El cáñamo es una fibra biodegradable

En términos de circularidad, es bueno que el cáñamo sea biodegradable, pero es más difícil de reciclar. Cuando el cáñamo se mezcla, por ejemplo, con el algodón para hacer un tejido más suave, las fibras textiles son difíciles de separar y reciclar.

El lado menos ecológico del cáñamo

Se necesitan más combustibles fósiles y energía

Por otro lado, el uso de combustibles fósiles y el consumo de energía del cáñamo son considerablemente mayores que los del algodón. Esto se debe a que la producción de fibras de líber es relativamente cara y el hilado es un proceso que requiere mucha energía. Inicialmente, las fibras extraídas del cáñamo son gruesas, por lo que ablandarlas requiere un proceso que suele consumir mucha energía.

El cáñamo es un tejido sumamente fuerte y duradero porque es resistente al moho, a las plagas como las polillas e incluso a la luz ultravioleta. El cáñamo se vuelve más suave con cada lavado y las fibras no se rompen, incluso después de docenas de lavados. Por eso, si compras un producto hecho de cáñamo, te durará mucho tiempo.

¿Cómo reconocer el cáñamo verdaderamente sostenible y ético?

Cáñamo ecológico: ¿cuáles son los buenos certificados?

El uso de productos fitosanitarios y fertilizantes en el cultivo del cáñamo es limitado, lo que hace que el cultivo sea muy adecuado para la agricultura ecológica. No hay diferencia en la calidad de la fibra entre el cáñamo orgánico y el no orgánico.

Los requisitos para el cultivo ecológico de fibras naturales se establecen en la normativa europea. No se pueden utilizar en el cultivo agentes sintéticos de protección de cultivos, organismos genéticamente modificados o fertilizantes artificiales. El cáñamo ecológico certificado por la UE se reconoce por un logotipo (verde) en forma de hoja. El certificado más importante para el cáñamo ecológico que hay que buscar es el de la Norma Textil Orgánica Global (GOTS, por sus siglas en inglés). La GOTS establece requisitos medioambientales para la transformación de la fibra en prendas de vestir y también tiene en cuenta las condiciones de trabajo y los salarios justos en la fase de producción.

¿Se puede cultivar el cáñamo para la fabricación de textiles también en Europa?

El cáñamo pertenece a una familia de plantas diferente a la del lino y otros cultivos agrícolas comunes. Por lo tanto, encaja perfectamente en la rotación de cultivos de las empresas flamencas y contribuye a la ampliación de la necesaria diversidad de cultivos.. En "Eigen kweek" (2020), HOGENT investigó cómo se puede controlar la calidad de la fibra de cáñamo para aplicaciones textiles de alta calidad. El cultivo de cáñamo para aplicaciones textiles tiene una gran demanda en Flandes por parte de la industria de transformación del lino, como el sector de la tejeduría. Están interesados en la fibra de cáñamo de calidad cultivada localmente, similar a la fibra de lino local.

Al final del estudio, se formularon varias recomendaciones. Según esta investigación, el cáñamo cultivado para obtener fibra en verano parece prometedor en el contexto del cambio climático. El cáñamo, como cultivo de invierno, produce poca masa de tallos. También se dice que el enraizamiento en el campo y la extracción mecánica de la fibra en la línea de siembra del lino dan un rendimiento y una calidad de la fibra totales. Por lo tanto, recomiendan ese método para una cadena local de cáñamo-textil a corto plazo. Alexandra De Raeve coordinó la investigación "Home grown" y dice que los mayores retos en este momento son la optimización del proceso de enriamiento y el hilado de la fracción de fibra corta en hilos finos.

"Estas fibras cortas podrían ser una alternativa adecuada al algodón, que tiene un alto impacto ambiental, y, por lo tanto, tener un gran impacto en hacer más sostenible el sector textil, donde la mayoría de las fibras utilizadas siguen siendo de algodón." Para la transformación de las fibras largas, están previstas grandes inversiones en hilanderías de cáñamo en el norte de Francia. De Raeve: Las fibras cultivadas localmente no son garantía de ropa producida localmente, pero es un paso en la dirección correcta. La confección sigue requiriendo mucha mano de obra y, por tanto, es cara en Bélgica. Mucho dependerá del consumidor".

Nuevas innovaciones para la producción de textiles

Hay una serie de innovaciones en el mercado para la producción sostenible de textiles a partir del cáñamo. La biorrefinería Agraloop de Circular Systems está desarrollando BioFibre™ para fabricar fibras a partir de residuos de cultivos alimentarios. El cáñamo oleaginoso es una de las materias primas que pueden utilizarse para estas fibras.

La solución patentada 9Fibre™ convierte el material de desecho del cannabis y el cáñamo industrial en fibras de líber utilizables para una variedad de productos, incluyendo fibras para la industria textil.

Eko-Terre, lanzada por Logistik Unicorp, ha anunciado que introducirá una línea de fibras textiles y tejidos a base de cáñamo. El objetivo principal es transformar la paja de cáñamo en fibra junto con los cultivadores convencionales y ecológicos de Canadá y Estados Unidos.

TS Designs, una empresa de camisetas con sede en Estados Unidos, quiere crear una cadena de distribución de cáñamo totalmente transparente y trazable en Estados Unidos para la transformación del cáñamo en productos textiles.

Como puedes ver hay muchas buenas iniciativas en sus fases iniciales. Algo que sin duda fomentamos en COSH!.

¿Es el cáñamo el material del futuro?

El cáñamo puede ser una solución que conduzca a una industria textil más sostenible. La planta del cáñamo crece rápidamente, produce muchas fibras y necesita poca tierra, poca agua y pocos pesticidas. En vista del cambio climático, esto significa que la planta puede crecer en muchas partes del mundo y tiene un pequeño impacto en el medio ambiente debido a su bajo uso de agua y la pequeña cantidad de toxinas que necesita. El cáñamo podría ser una buena alternativa o, al menos, un complemento del algodón cuando se produzca a gran escala. Entonces los precios del cáñamo también bajarán inmediatamente.

Se desconocen en gran medida las condiciones de trabajo en las que se producen los textiles de cáñamo; gran parte del cáñamo que se utiliza actualmente en la producción de ropa viene de China. El cultivo local de cáñamo puede ser una solución para ello. Puedes leer más sobre la producción de cáñamo aquí.

¿Quieres descubrir la ropa sostenible hecha de cáñamo y otros materiales? Entonces, no dejes de echar un vistazo a nuestra guía de compras y descubre ropa sostenible de tu estilo y dentro de tu presupuesto, ¡en tu zona!

Go to the shopping guide